Declaración de principios

En nuestro colectivo tenemos la convicción de que el sistema económico y el orden social dominante en las condiciones actuales no resulta favorable para el desarrollo de la humanidad ni para la sustentabilidad del planeta que nos cobija. Es más, su permanencia es una amenaza de sobrevivencia para dicha humanidad y su hábitat. En consecuencia, resulta necesario y urgente cambiar las relaciones sociales que estructuran nuestra sociedad para reiniciar el camino de desarrollo de las potencialidades humanas.

Un sistema de sociedad como el que vivimos, cuyas características fundacionales son la competencia y la ganancia, requiere de un sujeto que se sustenta en su egoísmo y que desprecia –por tanto- toda relación solidaria, cooperante, comunitaria, que no sirva a sus intereses singulares.

La inagotable acumulación de riquezas en manos de una minoría, en desmedro de la calidad de vida de la mayoría, hace que, en tanto parte de esa mayoría, nos planteemos la necesidad de avanzar en la construcción de un proyecto de sociedad donde prime la justicia, la democracia radical y el respeto a nuestro hábitat.

Asimismo, nos parece fundamental construir una sociedad basada en la colaboración y la desconcentración del poder, en las comunidades territoriales que forman las comunas, impidiendo la opresión, ya sea de clase, de género o cualquier tipo de relación humana.

Es este el anhelo común que nos convoca y al cual queremos invitarte a ser parte de su construcción, y declaramos los siguientes principios, estructurados en tres grandes puntos:


Construyamos algo juntos.