I. Los valores y principios que nos identifican

Solidaridad y Colaboración

Creemos en una sociedad donde la solidaridad y colaboración prime por sobre la competencia y el individualismo, impulsando entre las personas la fraternidad que permita enfrentar los desafíos de la humanidad.

Sociedad equitativa

Creemos que este principio ético de colaboración nos obliga a modificar nuestro actual sistema económico basado en la apropiación de una parte del trabajo de las mayorías y concentrado en las manos de una elite mundial, por un sistema económico donde los beneficios del trabajo sean distribuidos en forma equitativa entre todos los habitantes, incluidos los niños, ancianos y enfermos.

Democracia radical

Creemos en una distribución equitativa y horizontal del poder, donde este poder este depositado en las Comunidades, las cuales tengan la capacidad permanente de decidir sobre sus asuntos públicos.

Sociedad sustentable

Creemos en un sistema de vida responsable que vele por la sustentabilidad de cada acción humana permitiendo, al mismo tiempo, un desarrollo equitativo de todas las personas, sin comprometer los recursos ambientales que serán el sustento de las generaciones venideras. El sistema económico dominante nos somete a una forma de vida llena de angustia y, además, destruye en forma irrecuperable nuestro hábitat, comprometiendo la continuidad de la vida humana en la tierra; frente a lo cual creemos que es imprescindible movilizarse en forma urgente en favor de la conservación ambiental y la desconcentración de los capitales industriales que en su accionar impiden la recuperación ambiental.

Protección de los bienes comunes

Tenemos la convicción que las riquezas comunes como el medio ambiente, los recursos minerales, los bosques, las aguas y glaciares, no pueden ser enajenadas de la propiedad soberana y deben explotarse de forma racional, generando el beneficio principal para sus propietarios: el Pueblo de Chile.

Sociedad de derechos y protección social

Creemos, en una Sociedad de Derechos Humanos, donde el derecho a la vida, a la libertad de opinión y asociación, el derecho efectivo a la salud y la educación, el derecho a la protección social para los niños, ancianos, enfermos y desempleados, el derecho a una renta mínima digna, el derecho a la migración; se ejerza y se goce, con cargo a la riqueza generada por el sistema productivo.

Identidad histórica

Creemos que los pueblos construyen su futuro sobre la herencia que dejaron sus antecesores y nos oponemos a cualquier intento fundacional, que pretenda borrar nuestra historia, y particularmente la historia de los trabajadores; dejándonos sin pasado, sin aprendizaje y sin victorias sociales, que puedan dar cimiento a las nuevas luchas. Llamamos a reconstruir la memoria de los trabajadores y las trabajadoras de Chile, y reconocer la alegría y la esperanza de nuestras luchas pasadas.

Autodeterminación y soberanía de los pueblos

Creemos en el derecho a la autodeterminación y soberanía de todos los pueblos y rechazamos cualquier interés foráneo que pretenda violar nuestra autonomía política, nuestros recursos o fronteras.


Texto / frase .

Autor/a / Fecha


Reserva una consulta gratuita hoy mismo.